¿No pasan los niños bastantes horas en el colegio? ¿Por qué les mandan deberes?

mayo 03, 2013
by Kerygma  |   in Sin categoría  |   0 Comment

Me gustaría que un profesional de la Educación me explicara las ventajas de los deberes de los niños. Como madre creo que ya pasan bastantes horas en el colegio.

Aunque no das datos sobre tu caso concreto, por la forma de formular tu pregunta, se puede hacer una clara descripción de cómo son las tardes en tu casa. Voy a tratar de reflejarlas en unas líneas para poder explicarte las ventajas y los inconvenientes que tienen los deberes en casa después del colegio.

No precisas el número de hijos que tienes, ni si son chicos o chicas, pero parece que tienes varios hijos, chicos y chicas y entre los 7 y 11 años. Esta posible descripción de tu familia significa que cuando los niños vuelven del colegio, más o menos las 17,30h y meriendan como si no hubieran comido, se sientan a hacer las tareas en su cuarto, en la cocina, o cada uno en un sitio diferente, mientras tú tratas de hacer alguna tarea de la casa, como tender la ropa, preparar la cena o sencillamente leer el periódico.

Estas a punto de sentarte o de empezar la actividad que tenías prevista, cuando viene uno a preguntarte que significa esa frase de “Cono” y al mismo tiempo otro, desde donde está estudiando te reclama para que le expliques un problema de matemáticas, cuando no se pelean porque  todos “necesitan” en ese momento, la cera roja, que por supuesto es la única que hay en toda la casa.

Se resuelven las primeras dudas y empiezas con tu actividad cuando caes en la cuenta de que hace bastante rato que hay demasiado silencio en casa. Vas a ver que ocurre y te encuentras que la situación es la misma de todas las tardes. Han dejado  los deberes y se han puesto a jugar con la Play Station o a hablar por el móvil. Decides dejar de hacer lo que estabas haciendo y sentarte con ellos a supervisar los deberes hasta que pongan el último punto. Es en ese momento cuando piensas, ¿Pero no están bastantes horas en el colegio?

No te falta razón al decir que pasan muchas horas en el colegio. Seguramente  ni siquiera te has parado a calcularlo, pero, ¡Fíjate!  8 horas diarias, 9 meses al año y durante 15 ó 18  años, en función de que vayan o no a la guardería. Incluso descontando los primeros años que no tiene deberes, lo cierto es que tiene tiempo más que de sobra para adquirir una buena formación académica.

También es cierto que si lo aprovecharan mejor, si estuvieran más atentos en clase y si el comportamiento de los alumnos fuera mejor en las aulas, aprenderían más. Pero aunque mejorara su grado de atención, ésta siempre será limitada. Es imposible que el grado de distracción de un niño en el aula sea cero.

Otro factor que creo que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de deberes, es que  en el aula existe diversidad de alumnos, no todos los niños son igual de “listos”, no todos los niños procesan  la información  ni de la misma forma, ni con la misma rapidez. Los factores que influyen en el procesamiento de la información de un niño son tantos que su explicación  supondría un solo artículo, por lo que no  me detendré  en ellos.

Hasta ahora hemos visto que las posibles ventajas que puede tener el hecho de que los niños hagan deberes después de muchas horas de colegio, hacen referencia a factores cognitivos. Una sería un repaso de las materias estudiadas durante el día solventando de esta manera las faltas de atención,  desarrollando la memoria y un reforzamiento para aquellos cuyo procesamiento de la información se ve afectado por diferentes factores.

Existen además otra serie de ventajas que paso a enumerar: Empieza a formarse el hábito de estudio que van a necesitar cuando van pasando de curso. A medida que crecen, también lo hace la dificultad de las materias que  tiene que estudiar. Si los niños desde pequeños no se habitúan a que al llegar a casa hay que hacer determinadas actividades, de lectura, matemáticas, etc. cuando tengan que estudiar un texto es decir, leerlo, comprenderlo, sacar las ideas principales… les será muy difícil ya que no tienen el entrenamiento cognitivo que se requiere.

En la formación de este hábito interviene  el  autodominio, la voluntad  para no  levantarse de la silla hasta no haber terminado una asignatura, para volver a leer la frase cuando la persona está cansada y le cuesta entender lo que lee.

También aprenden a gestionar bien su tiempo. Esto lo hacen si cuando son pequeños les enseñamos a que: al volver del colegio hay tiempo para merendar, jugar, estudiar, estar con los padres y hermanos, a hacer  las  actividades en un tiempo concreto. También aprender a respetar el trabajo de los demás y a trabajar varios en un mismo espacio, ¡Cuántos problemas se producen en las empresas por  no saber compartir espacios, tiempos, etc.!

Pero los deberes pueden tener alguna desventaja si no son proporcionados a la edad, capacidad intelectual, a la dedicación de tiempo necesaria… Si se da alguna de estas circunstancias el efecto que producen es el contrario al que debería producir, esto es un rechazo hacia los estudios. Si crees que en tu caso se da alguna de estas circunstancias debes solicitar una entrevista con el tutor  y así poner solución al problema concreto.

VENTAJAS:

  • Repaso de la materia
  • Desarrollo de la memoria
  • Desarrollo hábito de estudio
  • Desarrollo de la voluntad
  • Aprendizaje de la gestión del tiempo
  • Aprenden a compartir espacios
  • Aprenden a respetar el trabajo de los demás

INCONVENIENTES:

  • Si son desproporcionados al estudiante

 

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*